Atiende tus clientes ‘internos’ y sube la productividad

¿Te preocupa que la competencia conozca tus proyectos, metas y decisiones? Es más peligroso que tus equipos lo desconozcan. Ocúpate en ello.

Uno de los directivos de la empresa suiza ABB asegura que no le importa que sus decisiones las conozca la competencia. El riesgo que no puede darse lujo es que sus empleados las desconozcan.

Carlos Ruiz, investigador y académico del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (Ipade), ejemplifica con esta anécdota la importancia que deben dar las empresas para que sus áreas se comuniquen con eficiencia y así alcanzar los objetivos.

“¿Cuáles áreas deben tener mejor comunicación? Es un tema de síntesis, donde el director tiene que comunicar la visión que quiere para que todos jalen hacia allá. Si no existe una visión clara, cada quien piensa que está haciendo lo mejor para la empresa y entonces es cuando hay desfases, quiebres o incomunicación”, señala Ruiz en entrevista con AltoNivel.com.mx.

El investigador explica que una de las razones por las que las empresas tienen éxito es porque comparten su misión, es decir, saben muy bien hacia dónde van, y lo que implica hacer algunos esfuerzos y privaciones.

Mónica Mendoza, socia directora de la firma Nutske, explicó en una entrevista reciente con AltoNivel.com.mx que una técnica efectiva para mejorar la comunicación en las empresas era la Lego Serious Play.

“La metodología creada por Lego es extremadamente poderosa, ya que permite a la gente pensar, reflexionar, generar ideas, conocerse más y, sobretodo, mejorar el engranaje de cualquier compañía”.

Mientras otros académicos hablaron sobre la Prevención, el Diagnóstico y la Acción para reparar una relación laboral que fue quebrada por alguna razón, ya sea personal o profesional

Áreas clave para articular

Antes de preocuparte por tus clientes externos, haz lo propio por los clientes internos. Según Carlos Ruiz, del Ipade, las áreas funcionales típicas, que son la parte de operaciones, de marketing, de personal, de finanzas, deben estar muy bien coordinadas y es labor del director el lograr las sinergias necesarias.

“Hay que comunicar todo, marcar muy bien lo que se quiere obtener, hay que felicitar y festejar los logros, y reconocer y castigar los fracasos. Hay que presentar un objetivo claro, que sea arduo, con una descripción muy emotiva, hay que apoyar a los que empujan, y hay que castigar o eliminar, o hasta marginar a los que no apoyen”.

El investigador del Ipade señala que en la medida que se utiliza un sistema de castigar/reconocer, se va logrando que la empresa vaya avanzando en sus objetivos.

Cuando habla de premios, Ruiz dice referirse a la importancia de dar incentivos económicos, premios, reconocimientos, nombramientos, categorías de estatus, y favorecer a las familias; por el contrario, castigar no quiere decir remover a las personas, pero si congelarles algunas prestaciones, y no darles acceso a algunos beneficios.

“Que se entienda muy claro que es lo que quiere la empresa, debe medirse muy bien, y en función de que se obtengan resultados habrá consecuencias”

Ruiz añade la importancia de tener reuniones frecuentes de los empleados con el superior, con el líder, pues la función de éste es dejar muy claro lo que se espera de cada quien y cómo esas dos áreas tienen que trabajar en conjunto. “Es culpa del director cuando empiezan a existir una especie de feudos, donde cada quien hace lo que quiere y hay diferencias”.

POR: Javier Rodríguez Labastida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s