LOS PRINCIPALES ERRORES QUE ODIAN LOS SUBORDINADOS DE UN JEFE.

¿Quién tenga o haya tenido a su cargo un equipo de trabajo, se habrá dado tiempo de reflexionar para hacer una pausa en el camino y someterse a una autoevaluación o a una evaluación directa por parte de los miembros que integran su equipo?

Sin lugar a dudas no existe el jefe perfecto, con el que todos soñamos trabajar, al que se le puede aprender, con gran sentido de responsabilidad, talentoso, inteligente, creativo, respetuoso, puntual, con valores y ahí la dejamos. La realidad es, que en el día a día, nos tenemos que enfrentar a todo tipo de jefes, excelentes, buenos, regulares, malos y los peores.

Ningún jefe está exento de cometer errores, pero existen ciertas actitudes y formas de comportarse que no ayudan a la cohesión del equipo y lo único que se empieza a generar es un encono entre los subordinados y el jefe, pues lejos de corregir esta actitud que los miembros del equipo consideran negativa la va empeorando hasta generar un ambiente denso en el equipo.

Por ello a continuación mencionaré los errores más frecuentes que comete un jefe y que generan odio en sus subordinados entre los cuáles se encuentran:

  1. Hacerlos trabajar horas extras

Si hay algo que detestan los integrantes de un equipo, es que el jefe les arruine sus planes por algo relacionado con el trabajo, sobre todo si lo que piden es con 10 minutos de anticipación a la salida. También algo que les molesta a los subordinados es trabajar en fin de semana sin haber remuneración de por medio.

  1. No tomarlos en cuenta para promociones

Siempre hay gente talentosa en los equipos, pero para su mala fortuna a veces se topan con un jefe que aparte de que les está tapando su ascenso, los explota al máximo para su beneficio particular y cuando puede existir una posibilidad de cambio a otro departamento o una promoción a otra categoría en el mismo departamento ni siquiera los voltean a ver.

  1. Olvidarse de su incremento de sueldo

A veces nos olvidamos que no existe mejor reconocimiento para los empleados que su incremento de sueldo, sin embargo, en ocasiones los jefes por estar tan metidos en su trabajo, se olvidan de la fecha de último incremento de la gente que los está ayudando y esto provoca malestar en el equipo y puede ser una causa hasta de renuncia por parte de alguno de los miembros del equipo, pues lejos de sentir apoyo pensará que no está haciendo bien su labor y por lo tanto no se está reflejando en su sueldo.

  1. Dirigirse a los miembros del equipo de manera grosera

Nunca falta toparse un jefe que su única forma de controlar a su equipo es mediante la intimidación, los insultos, la denigración del trabajo y los golpes psicológicos que le da a la gente con la que trabaja. Quien se dirige de manera irrespetuosa con sus subordinados es simple y sencillamente porque no tiene educación o sus frustraciones personales las saca a flote a través de un lenguaje altisonante. Cuando ocurre lo anterior, lo único que ocasionará es que la gente no le tenga confianza y parte de su autoestima se vaya al suelo.

  1. Tener consentidos en el equipo de trabajo

Es una pésima decisión tener preferencias por algún miembro del equipo, porque de manera inmediata se genera inconformidad con los demás integrantes, que sentirán un trato diferente y que no estarán en las mismas condiciones de competencia que el elemento que es el favorito del jefe. De hecho me llegó a tocar ver en una firma de auditoría que había gente que estaba programada para ir a trabajar a una compañía y el jefe del equipo momentos antes de partir los desprogramaba y se llevaba a sus favoritos causando gran malestar entre los demás empleados que ya estaban ilusionados con la asignación que les correspondía.

  1. No saber escuchar

Existen jefes que se creen los sabelotodo y jamás escuchan las opiniones o ideas que generan los demás miembros del equipo porque no saben escuchar, porque piensan que tienen la verdad absoluta y por lo tanto su palabra siempre será ley.

  1. Ser incongruente

La incongruencia es muy fácil de captar, y es decir una cosa y hacer otra. Cuántas veces habremos visto llegar tarde al jefe y pedirle a su equipo que llegue temprano, o decirles que no se tomen más tiempo en la comida pero el jefe si se puede tomar el tiempo que quiera y las veces que sea. Este tipo de cosas lo único que ocasionan es que exista inconformidad y genere fricción por parte del equipo de trabajo y pierdan credibilidad en su líder.

  1. Dar la espalda a sus colaboradores

Algo que detestan de un jefe es que no exista reciprocidad al momento de brindar apoyo, porque hay elementos que se la parten constantemente por su jefe, pero llega el momento en que comenten errores que les pueden costar la chamba y el jefe ni las manos mete, por el contrario termina hundiéndolos para quitarse la responsabilidad y evadir los daños.

Este tipo de errores los cometen los jefes a diario, a veces de manera consciente y a veces de manera inconsciente, así que es momento de hacer alto en el camino para hablar con los miembros del equipo y saber cuáles errores están cometiendo, con la finalidad de corregirlos, pues en ocasiones hacer ajustes en nuestro comportamiento podría ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

FUENTE:

 

German Rivera

 

Director de Finanzas y columnista en empresasydinero.com y chilisfoodball.com.mx apasionado del mundo de los deportes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s